Poner en alquiler tu casa o departamento puede ser una fuente extra de ingresos, pero ten cuidado; fijar mal el precio o elegir un inquilino que no pueda afrontar los pagos pueden ser graves errores. Considera la opción de buscar asesoría profesional para fijar el precio de la renta y elegir al inquilino.

Si tienes una casa o departamento que no habitas y quieres poner a la renta, es importante que como un primer paso te preguntes ¿realmente quiero rentar, o me conviene más vender? Para tomar la decisión debes considerar la depreciación que sufrirá tu inmueble, además de que, en caso de necesitar un monto elevado, puedes venderla y ocupar lo que necesitas, el resto siempre podrás depositarlo en algún vehículo de inversión.

Por otro lado, si lo que quieres es un ingreso extra y estás dispuesto a asumir el compromiso de convertirte en ‘casero', existen factores que debes tomar en cuenta para que tu experiencia sea favorable para tu cartera.

1.Tus deberes. Como propietario también tendrás obligaciones, las primordiales son que exista higiene y seguridad adecuadas para que el inmueble pueda habitarse, además de que debes entregarlo con los servicios de agua, luz y drenaje instalados y funcionando.

2.El mercado es importante. Si tu propiedad se trata, por ejemplo, de la casa en que creciste, es probable que pienses que la renta debe ser mayor o que tus exigencias sean demasiadas a la hora de buscar un inquilino. Antes que nada debes darte un par de vueltas por la zona y comparar precios de propiedades similares.

"En el tiempo de los abuelos se decía que la renta debía ser equivalente al 1% del valor de la propiedad, eso ahora es historia porque el costo del alquiler lo determina el mercado, si calculas ‘a la antigua' lo que cobrarás,  corres el riesgo de ofrecer un precio muy caro o de cobrar muy poco y perder la oportunidad de que el ingreso sea mayor".

3.Ojo con las garantías. Como propietario estás en tu derecho de solicitar las garantías que consideres necesarias como: un par de meses de renta como depósito, una fianza o un aval (o todo) pero debes considerar al mercado, si tus condiciones son ‘muy costosas' de cumplir, pasará un largo tiempo antes de que halles un inquilino a tu medida.

4.Caras vemos, inquilinos no sabemos. Es importante que pidas a tu candidato un comprobante de ingresos, Eduardo de la Canal, de Coldwell Banker recomienda que si el alquiler que cobras rebasa el 30% del sueldo de tu candidato, mejor busques otra opción, pues es muy probable que en algún momento incumpla con los pagos.

"La fórmula para que la renta no descompense las finanzas es no pagar más del 30% del ingreso, por eso es importante que tú conozcas el ingreso de tu inquilino y estés tranquilo de que la renta no implicará presiones a sus gastos".

5.Evita los contratos ‘de papelería'. El contrato es más que el sello del trato para la renta, es tu protección para asegurarte de que tu propiedad será respetada, evita firmar contratos comprados en la papelería .

"Aunque implique un desembolso, siempre es preferible invertir en la asesoría de un abogado para redactar un contrato de arrendamiento, que correr con los gastos de una demanda en caso de que el inquilino perjudique la vivienda".

6.No te vayas ‘por la libre'. Considera la opción de recurrir a un profesional inmobiliario, rentar una casa es un proceso que exige tiempo y compromiso, cuando cuentas con asesoría puedes encontrar alguien que estudie el mercado, seleccione a los candidatos y muestre la propiedad en tu lugar, eso sin duda te ahorrará mucho tiempo, recuerda: tiempo es dinero.

Alquilar departamento no tiene por qué convertirse en algo difícil, te damos unos consejos para que estés preparado

 

En estos momentos debido a la crisis, muchas familias alquilan en vez de comprar un inmueble y tienden a pensar que el presupuesto determina fundamentalmente el lugar donde van a vivir. Sin embargo, aún manejándose dentro de ciertos números es importante tener en cuenta otros aspectos que harán más segura y confortable tu vida como inquilino.

A la hora de buscar una vivienda debes poner mucha atención en el proceso para evitar problemas a futuro: "Antes de alquilar debes crear directrices para hacer tu búsqueda más fácil y tomar en cuenta cuánto estás dispuesto a pagar, qué tipo de comodidades requieres (lavadora / secadora, parking, gimnasio y otras amenidades que la asociación te pueda ofrecer) y cuánto tiempo permanecerás allí".

Para poder alquilar es necesario contar con algunos documentos básicos, esto facilitará el proceso entre el arrendador y tú que certificaran si eres una persona confiable y que podrás cumplir a tiempo con los pagos del lugar:

Solicitud de alquiler.

Documentación sobre ingresos fijos.

Historial de alquiler (referencias de dónde han vivido).

Informe de crédito.

En caso de que cuentas con alguna mascota, el arrendador te pedirá un certificado de vacunación.

Número de seguro social.

 

Te recomendamos hacerte estas preguntas antes de alquilar:

 

1- ¿Existen espacios de estacionamiento designados para los residentes? Esta pregunta sirve tanto para cuando alquilas apartamento como un townhouse.

2- ¿Cuál es la política de la renta?

3- ¿Qué características de seguridad cuenta el área donde se encuentra los apartamentos (la casa o el townhouse?

4- ¿Con qué frecuencia varían la tasa de alquiler?

5- ¿Se admiten mascotas?

6- ¿Cómo se resuelven los problemas de mantenimiento?

7- ¿Cuáles son los términos de arrendamiento?

8- ¿Qué servicios (agua, alcantarillado, luz, expensas) te toca pagar?

 

Otros consejos útiles para la hora de rentar

 

Considera los servicios gratuitos de alquiler. "En muchos estados los servicios de los realtors para el inquilino o para el comprador son gratuitos. Contar con el asesoramiento de alguno será de gran ayuda a la hora de hacer cualquier movimiento y te estará respaldando para que todo lo estipulado en el contrato se cumpla"

Exige un contrato de arrendamiento. Si el arrendador acuerda alquilarte, tendrás que solicitar y firmar un contrato de arrendamiento llamado en inglés lease. Al firmarlo te comprometes a pagar a tiempo, vivir en esa vivienda durante un período específico, mantenerla limpia y en buenas condiciones, en caso de causar algún daño tienes la obligación de pagar por ellos. Este es un documento legal, por lo que tienes la obligación de cumplir con tu parte del acuerdo, así como los arrendadores de mantener la propiedad segura y en buenas condiciones.

Conoce bien el contrato a la hora de alquilar un apartamento se debe saber cómo está estructurado, obligaciones, derechos y fecha de cuándo puedes abandonar la casa: "En cuanto a las cláusulas, siempre asegúrate de leer la letra pequeña y hacer preguntas. Averigua si las utilidades se incluyen, qué se requiere para el mantenimiento y si se permite remodelar".

Investiga la oferta de la zona para poder negociar el precio. Es muy importante conocer los pisos que se alquilan similares al tuyo, además de los precios de la zona. Con esto podrás saber si la renta que pagas es más barata o cara. Esto se convertirá en tu principal arma para respaldar y fundamentar tu petición de rebaja.

Negocia el precio. Siempre podrás llegar a un buen arreglo en el precio, lo mejor que puedes hacer es llevarte una lista de pisos en alquiler por la zona, si es en el mismo bloque o manzana, de esta manera podrás cotizar mejor.

 

Consejos clave

 

Revisa tu presupuesto real. "Es importante tener en cuenta el costo del apartamento y verificar si podrás solventar los gastos a corto, mediano y largo plazo", Una buena regla para establecer cuál es el importe que podría pagar es la de no gastar más del 25% de tu ingreso mensual. Por ejemplo, si ganas cuatro dólares, el alquiler no debería superar los mil dólares.

Consigue un compañero de cuarto. "La renta siempre será más barata si tienes con quien compartirla. Por ello busca un compañero con que el que puedas compartir desde gastos hasta responsabilidades"

Haz valer tu historial de crédito. Si eres buen inquilino, explota tu pasado de buen pagador. Si tu historial fue impecable, nunca diste problemas y además siempre fuiste puntual en tus pagos, debes aprovecharlo y dárselo a conocer al casero. Con esto podrás establecer una buena relación e incluso sacarle provecho a esto.

Asegúrate de que el inmueble esté al corriente en el pago de la hipoteca. "Es importante que antes de firmar el contrato investigues que todo esté en regla en cuanto a los pagos de la hipoteca, porque en caso de que no sea así, el banco puede realizar un juicio financiero y quitarte la propiedad, aunque tú no seas responsable de esto, obviamente el dinero que has invertido lo pierdes totalmente"

Inspecciona a fondo el lugar. Antes de firmar el contrato de locación es conveniente realizar una inspección sobre ciertas características del inmueble como daño físico o temas relacionados con la seguridad. Esto es importante porque no querrás que te hagan responsable por daños que no causaste y te cobren por cualquier daño que no hiciste.

Contrata un seguro de inquilinos. Considera contratar un seguro de inquilinos, porque el seguro de la renta sólo protege la propiedad y no tus pertenencias. Se recomienda que asegures tus cosas, ya que el dueño no es responsable de reponerlas, además su costo es de entre $10 y $16 al mes.

Haz todos los tratos o trámites en persona para evitar cualquier abuso o fraude. También debes comunicarte con el administrador de la propiedad o el titular para estar al tanto de todos los movimientos que puede haber a la hora de hacer el contrato.

Busca una buena zona, dependiendo de tus necesidades. La zona que elijas para vivir determinará tanto tus condiciones de vida como el precio del inmueble. Tendrás que valorar los servicios en la zona como comercios, escuelas, servicios sanitarios, espacios deportivos, zonas verdes, transporte público y seguridad.

¿Piensas rentar un apartamento?

Si estás pensando rentar por primera vez un departamento, aquí te decimos qué tomar en cuenta para que tu cambio de vivienda sea un éxito.

Es importante que antes de ir en búsqueda de un apartamento para rentar, pienses en cuáles son tus necesidades de vivienda. Haz que tu cambio de vivienda sea un éxito

¿Piensas rentar por primera vez un departamento y no sabes por dónde comenzar? ¡No busques más! Te decimos 10 aspectos que debes tomar en cuenta al momento de buscar nueva vivienda.

Antes que todo analiza para qué estás buscando un departamento, cuáles son tus necesidades de espacio, y claro, cuál es el presupuesto con el que cuentas.

Es importante que antes de comenzar a buscar en una zona te pongas a pensar si realmente tu presupuesto te permitirá alquilar en ese lugar; si por el contrario, primero buscas y luego checas tu presupuesto es más seguro que sólo hayas perdido tiempo haciéndote ideas que no puedes concretar.

 

El proceso de rentar una vivienda no es cosa fácil, aquí otras características en las que debes poner atención:

 

1. FAMILIARÍZATE CON LA ZONA- "Para ello lo más práctico es buscar en Internet la oferta vigente, buscar en las zonas que te interesan y checar los precios".

2. SACA CITAS PARA IR A VER LAS VIVIENDAS- Esto lo puedes hacer de manera individual o contratar a un agente de bienes raíces, o 'broker', para que él tramite las citas y te represente ante los arrendadores.

3. MEDITA POR CUÁNTO TIEMPO VAS A RENTAR- Toma en cuenta que entre menos tiempo de renta el costo será más alto.

4. TEN A LA MANO PAPELES IMPORTANTES- Entre los requisitos que te piden están: comprobantes de ingresos, número de seguro social, si no tienes mucho tiempo trabajando es probable que te pidan que otra persona firme contigo para que en caso de que tú no puedas pagar la renta la otra persona lo haga por ti.

5. TEN DINERO DE MÁS AL MOMENTO DE RENTAR- "De lo que pagas de renta, debes tener aproximadamente líquido 2.5 veces ese monto" ya que además de la primer renta que corre es frecuente que te pidan un mes de depósito y algunos gastos extras, además de lo que te cueste mudarte.

6. FÍJATE EN EL TIPO DE EDIFICIO EN DONDE RENTARÁS- Debe tener las características indicadas para ti, si eres una persona joven a la que le gusta hacer fiestas, entonces descarta todas aquellas viviendas en donde los inquilinos sean familias con hijos o personas mayores ya que seguramente no podrás hacerlas tan frecuente como te gusta.

También debes ver qué tan segura es la zona, un tip pasa saber esto es mirar las otras casas, si estas tienen en sus puertas y ventanas muchas rejas entonces se trata de una zona no muy segura.

7. CHECA MUY BIEN TU CONTRATO DE ARRENDAMIENTO- Además de leer todas las especificaciones, es de suma importancia que cheques muy bien cuáles son las penalidades por cancelar el contrato.

8. VERIFICA LOS TIPOS DE DESGASTES DE LA VIVIENDA- Habla con la persona que te rentará sobre el tipo de desgastes de la vivienda, cuáles toma como desgaste natural y cuáles no, ya que es probable que al final del periodo de renta se te descuente una comisión de tu depósito por desgastes no naturales.

9. HABLA DE LAS CLÁUSULAS DE RENOVACIÓN- Pregunta a tu arrendador cuáles son las especificaciones para renovar tu contrato, y en qué porcentaje subirá el costo de tu renta.

10. ¿QUÉ HAY DE LAS REGLAS DE CONVIVENCIA?- Pregunta cuáles son las reglas de comportamiento y convivencia, cuáles son los motivos por los que te podrían llegar a correr. ¿Puedes tener invitados? ¿Te dejan hacer fiestas? ¿Puedes subarrendar? Todas esas cosas las debes tener muy presentes.

Fuente: www.univision.com

Idiomas

Spanish English French German

Menú Izquierdo

Arrow (1592) Casa
Arrow (800) Solares
Arrow (142) Oficinas
Arrow (174) Fincas
Arrow (500) Villas
Arrow (121) Tiendas
Arrow (154) Locales
Arrow (36) Hoteles
Arrow (71) Torre
Arrow (0) Clinicas
Arrow (1) Bodega